sábado, 5 de octubre de 2013

El alcohol. Leído por ahí.

Hola, yo soy el alcohol, el que por siglos he destruido la salud y la vidas de muchos, gracias a la ignorancia de los que he tomado con mis engaños y muchos disfraces que he tenido.




1. Yo soy el que me introduje en todas las celebraciones, reuniones y hogares, el que me infiltre como una simple bebida refrescante desde que eras muy joven.

2. El que en los momentos de alegría y de tristeza te convencí de que era tu mejor amigo.

3. El que al poco tiempo de conocernos ya empecé a hacerte falta y por lo menos teníamos una cita cada semana y buscabas cualquier pretexto con tal de venir a encontrarme.

4. Eres mi sirviente, aunque no lo creas, rico o pobre, cuando te llamo venís a mí como un esclavo.

5. Te sentas, te poseo y no te paras hasta que yo quiero, te suelto entonado, embriagado, me da igual porque eres mío desde hace tiempo.




6. El tiempo que debes darle a tus hijos, tu esposa, a tu salud o a cosas mejores me lo dedicas a mí.

7. Te arrepentís de mí, pero tarde o temprano volves a besarme, no sabes que no podes dejarme. Voy a llevarte a la soledad, la separación, la corrupción, la quiebra...y la muerte.

8. No hay nadie que pueda romper nuestra relación.


Lo encontré al pasar y me pareció un artículo para publicar y compartir, posee el arte de ayudarnos a reflexionar...
Lo acompaño con fotos mías que son un poco testimonio de lo que el texto dice...


16 comentarios:

  1. A mi parece genial el post, me gustaria rematarlo: (Yo el alchol)... concienciate, bebe con moderación si nó quieres que circule por tus venas haciendo de las mías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu comentario Carlos Javier, mejor no meterlo en nuestro sistema...

      Eliminar
  2. Es muy buen relato, retrata perfectamente el dominio que tiene y que no queremos admitir la gran mayoría.Gracias por compartir es un placer visitar tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Maria Dolores, es real, muy difícil aceptar cuando algo sobrepasa nuestras fuerzas. Un saludo.

      Eliminar
  3. Mirta me sorprendió gratamente como abordaste el tema, personificando a este personaje que tanto poder tiene y dejandonos ver como se mete en nuestras vidas sin a penas notarlo para despues ejercer su dominio con toda su fuerza. genial. felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco Amparo, a veces la personificación de un elemento nos hace ver la realidad que esta frente a nosotros y nos cuesta definir. Saludos.

      Eliminar
  4. Es muy bueno el post pq es verdad, pero puntualizo que un vaso de vino al día es bueno para la salud, lo dicen los médicos, pero claro nada más fuera de ahi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea, Freddy, no es negar totalmente el uso del alcohol, sino establecer un límite lógico al mismo. Un saludo.

      Eliminar
  5. si claro, los personajes que salen en las fotos de tu blog, no son precisamente de conservar la salud y la energía :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, precisamente...Son fotos mías tomadas en distintos eventos realizados al aire libre, me asombra y me preocupa a veces esta costumbre tan difundida y sin límite de edad. Tengo mucho material al respecto, pero como siempre cuando lo busco, en el enjambre de mis carpetas, no lo encuentro...:D

      Eliminar
  6. Muy bueno!!! si el alcohol, cuantas cosas contaría!! y qué le podríamos contestar?? Genial artículo para reflexionar, saludos Mirta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contestar al alcohol y más terrible todavía ¿qué decirle a quienes son inocentes espectadores de quien lo consume, destruyendo su vida y la de los seres amados? Gracias Alfemga, un gran saludo amiga.

      Eliminar
  7. Es tremendo en palabras y fotografías......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ana, las fotos son todas de acá, de Argentina y recientes...Es el mundo que nos rodea...Gracias por tu presencia. Un saludo.

      Eliminar
  8. Me tocó vivírlo de cerca con mi padre. Y es terrible ir viendo a la persona perder el dominio de si mismo, convirtiéndose en una sombra de lo que fue. Un abrazo Mirta, genial entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento que hayas tenido que vivir esa experiencia, creo que la familia, sobre todos los hijos son los que más padecen el ver a un ser querido, más el padre, en esa situación. Gracias por leer y comentar. Un gran abrazo.

      Eliminar