viernes, 15 de noviembre de 2013

Floris Genérica: La flor de Buenos Aires.

En la Plaza de las Naciones, existente desde 1956, que comprende más de 4 hectáreas de extensión, se encuentra la Florális Genérica.


Esta obra fue donada a la ciudad de Buenos Aires, por el escultor argentino Eduardo Catalano, quien le dio ese nombre para referirse a una flor inexistente, que puede ser una flor universal.








Fue realizada en el año 2000 y emplazada dos años después. Esta realizada en aluminio y acero, colocada sobre una fuente.

Formada por seis pétalos que miden casi 20 metros de altura y 13 metros de ancho, pesan aproximadamente 18 toneladas. En el centro posee cuatro pistries que se iluminan por la noche.


Cercana a la Facultad de Derecho y al Museo de Bellas Artes, en la zona de Recoleta, se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

Además de las imágenes, es interesante escuchar las palabras con que Eduardo Catalano
explica su obra y, porque decidió emplazarla en este lugar: "Elegí esta plaza por ser un espacio verde, generoso y libre de caos arquitectónico. Un espacio sereno. A la vez, evite construir un objeto como son los símbolos urbanos. Mi objetivo fue concebir un entorno completo que abarque toda la plaza. Un espacio definido por su frondosa arboleda, la tierra esculpida con formas geométricas, rampas, senderos, un espejo de agua de 4 metros de diámetro desbordándose en cascadas, y un foco Floralis Genérica con sus movimientos continuos cambios de imágenes ambientales que se reflejan en sus pétalos brillantes".

Estas palabras completan la belleza de esta obra que atrae la atención de todos quienes visitan el lugar. 






Floris Genérica: un nuevo polo de atracción turística en Buenos Aires, logrado a través de la magia del arte...

12 comentarios:

  1. Gracias por la información, Mirta, es una maravilla y con un emplazamiento excepcional, espero visitarla algún día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Mila, es muy linda, al igual que todo el entorno, ojala puedas verla en directo algún día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es una preciosidad de obra. Qué orgullosa debes de estar Mirta, por tener esa maravilla en tu ciudad!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Doll ida es un hermoso pasear por estos lugares. Me alegra que te haya gustado la obra. Un gran saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Qué hermosa y qué original...!! Te comparto las maravillas de tu preciosa y querida Buenos Aires

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfmega, me causa mucho placer que te haya gustado esta flor que trata de ser universal. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pues no la conocía, y debe ser impresionante. Y de noche, con los estambres iluminados, una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es impresionante Enrique, al principio tuve cierto prurito en aceptarla, pero termino deslumbrandome.

      Eliminar
  7. Una belleza elegante que se mezcla en su entorno, elevando la gracia de la naturaleza. Me asombró además lo enorme que resulta y como aún así conserva esa sencillez y hermosura de la flor. Sería maravilloso verla iluminada por la noche o resplandeciente al darle los rayos de sol. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Has hecho una perfecta descripción del lugar y de la flor, lamentablemente no tenía una buena foto nocturna, quedo en deuda. Gracias por pasar por mi blog y comentar. Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  9. Deslumbrante, sólo hace falta que nos la acerques con el espectáculo de la noche. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Promesa para otra entrada, Sonia. Un abrazo.

      Eliminar