martes, 17 de junio de 2014

Los cielos...

Los cielos me acompañan, comienzan conmigo la mañana y retornan conmigo por la noche.

A veces son cielos alegres, brillantes y ligeros,
a veces son grises, turbulentos,  llenos de temores 
sombras y silencios.

Los cielos me acompañan, los veo a través de mi ventana,
los veo con el pensamiento,  cuando el encierro me atrapa.



Los cielos son la poesía, la música, la pintura y el ballet
de la naturaleza.
Giran, mutan, cambian y arman su propia obra de arte.

Los cielos marcan sus propios rumbos y
me estremezco tratando de seguir sus caminos.

Están los cielos de la infancia,
los cielos del amor,
los que presencian todos nuestras nuevos hallazgos,
los buenos y los malos.

Los cielos me acompañan,
recorriendo mi camino,
estuvieron siempre y fueron lluvia y estrellas,
estuvieron siempre y fueron sol y cálido abrazo.




Los cielos me acompañan,
todos han sido un descubrimiento bello, 
aunque a veces,  de tanto mirar al cielo,  tenga algún
tropiezo con la tierra que caminan mis pasos.



Los cielos me acompañan,
los más hermosos son aquellos que me hablan y,
en su susurro me dicen: "ya estás llegando a casa"...

8 comentarios:

  1. Curioso querida Mirta, que en tus hermosa composición, pues me sonó a música, encontré al compañero que siempre me sigue, ese cielo tan cerquita del suelo en el que vivimos y soñamos. Muy bello. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita y por tus palabras, muy importantes viniendo de quien tan bien sabe expresar los sentimientos.
    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta mirar al cielo Mirta. Ciertamente siempre nos acompaña, aunque su atuendo cambie y a veces nos influya. Pero sobre todo, me encanta porque jamás se le puso una frontera, siempre es universal y es compartido por todos. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cielo universal sin fronteras absurdas que nos separen, nunca se me había ocurrido esa imagen, gracias Sonia por mostrarme un mundo ideal, sin límites y sin mezquindades.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Yo tambien voy mirando siempre al cielo, miro sus colores cambiantes, sus formas...quizas buscando una señal, una respuesta. Miro tanto que olvido mis pies en la tierra, pero no importa si tropiezo porque ahora se que Tu tambien miras...
    Me ha encantado! Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde niña tengo esa costumbre de mirar el cielo, cuando caminaba con mi padre este me decía que mirara por donde caminaba porque si no me iba a caer...Sigo prefiriendo la caída por mirar hacia arriba a la chatura de mirar demasiado hacia abajo.
      A pesar de lo que decía mi padre, él me enseño a volar por los caminos de los libros y del conocimiento, pero a veces trataba de ser práctico...ninguno de los dos lo logramos, por suerte.
      Sigamos mirando cielos plagados de sueños.
      Un fuerte abrazo mi querida amiga.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Eva, por la visita y el comentario.

      Eliminar