miércoles, 8 de enero de 2014

Un cuento del libro Cuentos del desván: Aquella Mujer.



AQUELLA MUJER.


     Otra vez vi junto a su tumba a esa mujer, llorando en silencio, con esa serenidad en la mirada mezclada con dolor. Esperé a que se fuese para poder ir a visitar a mi padre. Su tumba estaba siempre prolija, con esas flores que ella le dejaba. Como siempre, sentí tanta ira por dentro que las tomé y las arrojé al tacho de basura más cercano para dejarle sólo las mías. No tenía derecho a invadir mi familia aún después de muerto él, ya bastante le había amargado los días a mi madre.

      Volví a casa. Por ser una adolescente tenía muy marcados los horarios y más por ser huérfana de padre. Él era el tipo más genial del mundo, me quería muchísimo y yo a él. Siempre fui muy apegada, era la novia de papá. Nunca sentí que hubiese una extraña en medio de la familia, que quisiese a alguien fuera de su esposa y de su hija hasta el día en que desapareció, después de un ataque cardíaco.

       En mi mente tengo muy presente cada detalle de ese día. Cuando llegamos al hospital y ya no había nada que hacer, ella se retiraba con lágrimas sin mirar a nadie. Mi madre la observó con un odio contenido, una imagen que duró pocos segundos, hasta que me vio y cambió la expresión para ir a recibir la noticia. En el velatorio, volvió a aparecer, con ese llanto calmo que conocí por primera vez. No sabía quién era, qué estaba haciendo allí. Sólo vi que mis abuelos paternos la abrazaron y le dijeron algo en el oído. Se acercó al cajón y dejó entre las manos de mi padre una flor, una simple nomeolvides chiquita y se retiró. Antes de cerrarlo, mi madre la tomó y la tiró. Delante de todos le gritó a los abuelos: "¡No, hoy, no, ya basta" y rompió en un llanto incontrolable como si fueran las lágrimas de toda una vida.

        Y fueron las lágrimas de toda una vida, ya que a partir de allí mi madre fue muriendo poco a poco. Comenzó a beber y a tratarme mal, a decirme esa historia que la amargaba y a mirarme, a veces, como a una extraña. Pero era su hija y tenía que vivir con ella. Cada vez que se ponía difícil me escapaba a la casa de mis abuelos para tener un poco del calor de papá cerca y poder sentirme amada de nuevo.

        En una ocasión, cuando llegué a casa me encontré con la policía en la puerta que no me dejaba entrar. Forcejeé con uno de ellos, pero al final salió mi abuelo y me abrazó; mamá se había suicidado. Es muy difícil entender que de pronto, a los dieciséis años, yo no se tiene padre ni madre, que mi madre había decidido abandonarme de un balazo.

        Ahora, estoy viviendo con mis abuelos. No estoy de lo mejor. Es todo muy reciente. Pero mi abuela, una vez, se sentó junto a mí y comenzó a contarme una historia, una historia de amor de un hombre y una mujer que se conocían de toda la vida y que el embarazo de la ex de él hizo que se quebrara con las consecuencias típicas de un casamiento forzado por la obligación de ser padre.

         Me enteré de que mi padre me amó toda la vida y que esa mujer siempre me dio prioridad más allá de su propia felicidad, también me quería porque era parte de él, aunque no hubiese salido de su vientre. Mi madre nunca pudo competir con ese amor tan franco, tan generoso, a pesar de lograr robar un esposo por medio de un embarazo.

          Con la historia en mi mente, volví a la tumba de mi padre y vi junto a ella a esa mujer. Lloraba en silencio, con ese llanto sereno y lleno de dolor. Me acerqué pero, cuando se dio cuenta de mi presencia, quiso huir. Le tomé la mano y le dije: "Gracias" en un susurro. Nos abrazamos y lloramos juntas.


El presente cuento pertenece al libro "Cuentos del desván", su autora Gladys Haydée Delgado tuvo la deferencia de regalármelo, a mí y a mi marido, al comienzo del año 2014, hermosa manera de empezar el nuevo año.

 Creativo lo  que esta alma inquieta y sensible es capaz de transmitir , en medio de su lucha diaria con los números y elementos nada poéticos, transcribo a continuación las palabras con las cuales nos presenta su libro:

"Siento cosas, pero no lo puedo
transcribir a papel. Es como que la profundidad se diluye en la palabra muerta y queda un secreto silencioso"

Gracias Gladys por tu hermoso regalo... 






16 comentarios:

  1. Y gracias Mirta por acercárnoslo. Es maravilloso. No sé si en España podré conseguirlo, pero lo miraré. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Marybel, veré de ir publicando otros de los que están en el libro. Cariños.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Yo te agradezco, Carlos, el leer y comentar...

      Eliminar
  3. Una historia tremendamente conmovedora. Me gustó la sencillez con la que se escribió. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia trágica y no fácil de manejar para la protagonista, pero como decís Sonia, la autora la ha relatado con sencillez y comprensión. Abrazos.

      Eliminar
  4. Me ha emocionado hasta el punto del lagrimeo. Muy dura y conmovedora historia, tan real que llega a eso, a emocionar. Muchas gracias Mirta por compartírnosla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gratifican mucho tus palabra Mikel, es una hermosa historia sin lugar a dudas, veré de ir subiendo otras del mismo libro. Es para mi un gusto compartir el hermoso regalo que significo recibir este libro. Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Mirta, no se si conoces Traffic-club creo que si, bueno pues te comento que además de ofrecer Directorio web, La Pluma y el CLUB, AHORA se ha puesto en circulación lo premios TrafficClub a los mejores diseños web, cuenta con su blog oficial de donde parten los primero premios de salida que ponen en marcha esta cadena que ya está teniendo sus premeros frutos y premiados, para mí es un placer comunicarte que tu estás entre mis nominadas, yo entrego el premio a solo 20 blog, que salen repito del blog oficial, y ya nunca más entragaré personalmente dichos premios, ya seguirán su curso por ellos mismos, y la multitud en la red se encargarán o no de ponerlos en movimiento y que se mantenga la cadena, debes de recoger el premio, colocarlo en tu blog es igual protocolo que los Liebters, LO MISMO, y veo que ya eres esperta tienes una merecida colección, jejeej, espero que este te haga ilusión también, bueno lo dicho que me despido, no dejes de ir al blog oficial y coger tu premio, asegurate de dar el premio a dos sitios web que para ti tengan un bonito diseño, yo no entro en la cadena, jejeej, y además dejame en el formulario del blog oficial tu dirección de este blog premiado para colocarlo contodos los premiados habidos y por haber en el blog oficial, chaoooo
    para no hacer spam, solo tienes que buscar en google PREMIOS TRAFFIC-CLUB, AL MEJOR DISEÑO WEB, y entras en él desde ahí, chaoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el premio Jose Maria, pero cuando trate de encontrarlo no pude, voy a seguir tratando. Un abrazo.

      Eliminar
  6. hello my friend, really pleased to be visiting here. may you always be healthy and happy, keep happy blogging always, greetings from Makassar – Indonesia :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks very much. I'm very glad whit you comment. The best for you. Greetings from Argentina.

      Eliminar
  7. Realmente emotiva y directa esta historia. Este relato transmite y permanece. Felicidades.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que te haya gustado Bernardo. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. me encanto esta historia...es tan parecida a la mia.... mi novio fallecio hace 3 años, el tuvo una niña con otra persona, pero yo amo a esa nena por que es un pedacito de el... yo sigo visitando la tumba ... me encantaria saber alguna pagina donde pueda descargar el libro.. soy de mexico

    ResponderEliminar
  10. Hola Jeanneth, te agradezco haber leído el cuento y relatar tu historia, tan personal, tan tuya y tan romántica. Por ahora no tengo idea de como se puede conseguir descargar el libro, cuando pueda averiguarlo te aviso.
    Un abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar